logo

BLOG

Casas prefabricadas. Lo que debes saber

adosados en pozuelo

Si hay una innovación que desde el mercado de la vivienda han acogido con ganas, esa es sin duda la de las casas prefabricadas. Y es que han emergido como una alternativa innovadora, atractiva, eficiente en todos los sentidos y muy personalizable. Este tipo de casas te permiten elegir qué estructura quieres, el tamaño, el estilo, el diseño, la división de espacios… Y, además, con la ventaja de poder usar el terreno que desees. Han llegado para quedarse, y para romper con cualquier prejuicio que pudiéramos tener al respecto. Hoy te lo vamos a contar todo sobre ellas, así que quédate con nosotros y sigue leyendo.

¿Qué son y por qué son populares?

Cuando hablamos de casas prefabricadas, nos estamos refiriendo a estructuras que se construyen fuera del espacio donde luego van a ir colocadas. Es decir, que requieren que, a posteriori, se trasladen y se instalen en la que será su ubicación final. Solo gracias al avance de las tecnologías de construcción es posible hacer algo así, crear y diseñar una casa que posteriormente puedas mover por completo. En ocasiones, se construyen en diferentes módulos que luego se van acoplando en el espacio final, aunque depende mucho del modelo que escojas y del tamaño que este tenga.

Han ido popularizándose poco a poco tanto por la comodidad que implica el poder crear la casa de tus sueños para luego ubicarla donde desees como por su coste. Son mucho más asequibles que diseñar de cero una vivienda en el propio terreno, ¡y eso es un plus muy interesante!

Estas casas se suelen fabricar en factorías o fábricas, y luego se trasladan o bien por piezas o bien completa. Esta producción a gran escala lo que permite es que haya muchos menos errores de ejecución, puesto que se automatizan más los procesos. No solo eso, sino que también se puede garantizar tanto el aislamiento de la vivienda como la eficiencia energética. Y es mucho más rápido que el construir una casa tradicional.

Historia y evolución de las casas prefabricadas en la construcción

Pese a que puedas creer que son algo novedoso, o reciente, ¡nada más lejos de la realidad! Es más, hace siglos que podemos hablar de edificios que han sido prefabricados, al menos parcialmente, y luego trasladados a otra ubicación. Aunque es la conocida como cabaña de Manning, en el s. XIX, la que se ha señalado a nivel histórico como la primera que se construyó por partes. La realizó un carpintero de Londres, y la envió a Australia, donde posteriormente se ensambló y se montó. A partir de ahí, comenzó a invertirse más en este tipo de casas.

No fue hasta el siglo pasado que comenzaron a verse las primeras casas por catálogo. Una empresa americana comenzó a ofrecer casas prefabricadas que se podían personalizar y adaptar según el usuario deseara, y luego se instalaban.

Tipos de casas prefabricadas disponibles en el mercado

No todas las casas prefabricadas son iguales, ni tienen el mismo precio, ni ofrecen la misma calidad. Normalmente, podemos distinguir entre dos tipos de casas que son distintas entre sí:

  • Prefabricadas modulares: estas se dividen en diferentes espacios, que podríamos entender como módulos, y que se asemeja a lo que conocemos como habitaciones. Cuando se entregan al cliente, suelen estar ya listas para vivir, fabricadas casi en un 95 %. Dentro de las modulares, hay diferentes materiales entre los que puedes escoger, dependiendo tanto de tus gustos como de tu entorno o tus necesidades.
  • Prefabricadas de contenedores: estas son mucho más sencillas, puesto que no tienen módulos como tal, sino que hablamos de un único espacio. Son perfectas para aquellas personas que busquen algo simple, y mucho más asequible.

Ventajas de optar por una casa prefabricada

Lo cierto es que las casas prefabricadas tienen una incontable cantidad de beneficios asociados, que son precisamente los que están haciendo que cada vez más personas se decidan por ellos. El primero, y el más importante, es que el diseño es totalmente personalizable. Puedes elegir una casa moderna, una tradicional, con más o menos espacio, con muchas estancias o pocas… ¡Tú pones los límites! La clave es contar con empresas profesionales, que te asesoren y ayuden a lo largo de todo el proceso.

Junto a esto, es interesante señalar que son más baratas que las casas tradicionales y que, como ya hemos señalado, los tiempos de construcción son mucho menores. Son construcciones eficientes, fáciles de llevar a cabo y que suelen requerir menos tiempo de trabajo.

Y, cómo no, no podemos dejar de reseñar que son más sostenibles. Vivimos en una era en la que nos preocupa la sostenibilidad, así como la eficiencia a nivel energético, y las casas prefabricadas ofrecen muchas soluciones en este sentido. Se pueden aislar del exterior, para evitar pérdidas energéticas, y también te permiten usar materiales que aíslen mucho mejor.

Están a la vanguardia en términos de sostenibilidad y eficiencia energética. Gracias a la precisión en la fabricación y el uso de materiales modernos, estas casas suelen tener un mejor aislamiento y menor desperdicio de recursos. Además, la integración de tecnologías como paneles solares y sistemas de calefacción eficientes contribuye a reducir la huella de carbono y los costos operativos a largo plazo.

Consideraciones al elegir una casa prefabricada

Antes de aventurarte a por una casa prefabricada, debes tener en cuenta que la normativa local cambia dependiendo de dónde te encuentres. De esta manera, lo primero que debes hacer es consultar qué señala la legislación de la ciudad en la que te encuentras, así como de la Comunidad Autónoma. Normalmente, bastará con contactar con empresas especializadas para que estas te guíen a lo largo de todo el proceso.

Es recomendable apostar siempre por materiales de buena calidad, como harías en una vivienda de cualquier estilo. Porque de esto dependerá la durabilidad de algo tan importante como lo es tu hogar. Además, debes saber que, dependiendo del material que escojas, tendrás un tipo de mantenimiento u otro. Lo mejor es que te informes, y que seas consciente de cuáles serán los cuidados que requerirá tu casa.

Y, por último, aunque es cierto que suelen ofrecer bastante flexibilidad en cuanto al diseño, estas casas pueden tener sus limitaciones. Sobre todo si deseas hacer algún cambio estructural grande, puesto que podrías hallar problemas en este sentido.

🏗️ Contrata nuestros servicios para tu proyecto de arquitectura

Proceso de fabricación y construcción de casas prefabricadas

Por último, ¡vamos a ver brevemente cuál es el proceso de fabricación y construcción de una casa así! Como siempre, se comienza con un diseño del espacio, así como una división en estancias, además de una distribución precisa de todo. Lo habitual es que la empresa cuente contigo para que seas tú quien decida cómo quiere que sea su casa. Una vez hecho el diseño, se pasará al proceso de planificación, del plan de acción en sí.

Tras esto, la casa comenzará a construirse en las fábricas especializadas. Esto puede llevar desde semanas a meses, dependiendo tanto de la saturación de trabajo que tengan en ese momento hasta del diseño que hayas escogido. Y, una vez fabricada, ¡por fin será el momento de montarla en la ubicación definitiva!

💡 ¿Qué es una casa pasiva?