logo

BLOG

Rodapié Oculto o A Ras de Pared

reforma en Somosaguas, sala de estar

La decoración minimalista está en auge, y no solo por la elegancia que transmite en las estancias. Además, es una forma de ahorrar espacio cuando no se tiene demasiado, y así permitirnos aprovechar más cada rincón de nuestro hogar. Y una de las soluciones que se está aplicando para mejorar tanto la estética como la funcionalidad de nuestras casas es la de apostar por lo que se conoce como el rodapié invisible u oculto. Es casi sorprendente cómo un cambio tan nimio en nuestro hogar, algo que puede pasar casi desapercibido, puede marcar la diferencia en una habitación. Hoy te vamos a hablar justo de este tipo de rodapiés, de todas las ventajas que traen consigo y de lo sencillo que puede ser el proceso de instalación. ¡No te lo pierdas!

Qué es un rodapié oculto

Puede que no te fijes de forma directa, pero lo habitual es que todas las habitaciones tengan un rodapié visible. Es decir, esa especie de revestimiento que recubre la base de las paredes, ese friso que funciona casi como si de una faja se tratara. Este permite tapar la junta que se genera entre la pared y el suelo, camuflando así cualquier tipo de imperfección que pudiera darse en ella. No solo eso, sino que también ayuda a proteger las esquinas de las paredes de posibles golpes, puesto que son lugares sensibles y que pueden sufrir daños. Basta con ir andando y no fijarnos, por ejemplo, para darle un golpe que dañe la pared.

Frente a este zócalo, que es llamativo y visible, pese a que en ocasiones lo interioricemos, nace el conocido como rodapié oculto o invisible. Es una solución dentro del diseño interior que difiere mucho con el tradicional, puesto que este se integra en la base de las paredes para que apenas se vea esa intersección entre el suelo y la pared.

Como podrás imaginar, este rodapié oculto no se ve en absoluto. Es decir, tienes que fijarte para realmente darte cuenta de que no hay un rodapié. ¡Y esa es su magia! Es discreto, aporta un acabado mucho más limpio y moderno a cualquier estancia, y casi da sensación de más amplitud. Porque no perderás un centímetro o dos en caso de que quieras pegar un mueble a la pared, por ejemplo. Puede parecer una decisión irrelevante en el diseño de tu hogar, pero te garantizamos que puede marcar la diferencia.

Ventajas

Una de las principales ventajas que tiene este rodapié invisible es, cómo no, que brinda una estética mucho más minimalista a cualquier estancia. Y es que elimina una especie de alteración visual, esos rodapiés tradicionales, que “rompían” por completo la continuidad entre la pared y el suelo. De esta manera, lo que se consigue es dar una apariencia mucho más limpia, dando pie a que sea la decoración que nosotros elijamos la que realmente llame la atención.

Asimismo, no podemos dejar de señalar que se da una ilusión de más altura en la habitación. Volvemos a esa ausencia de interrupción entre la pared y el suelo, vemos una continuidad visual, que nos da la sensación de estar en un espacio más amplio. La diferencia real es mínima en cuanto a tamaño (¡aunque sí que hay!), pero será algo que nuestra vista percibirá rápidamente. Es especialmente recomendable en habitaciones que sean pequeñas, por ejemplo.

A esto hemos de añadirle que sí que nos da unos centímetros más de margen a la hora de instalar muebles, por ejemplo. Si quieres colocar la cama pegada a la pared, o hacer otro tanto de lo mismo con el sofá, un mueble, una estantería… Podrás aprovechar ese centímetro extra. Eso sí, siempre con cuidado de no dañar la pared.

Junto a todo lo que ya hemos señalado, cabe añadir que es más fácil de limpiar porque no acumula polvo en la parte superior. Además, también hace que sea más sencillo llegar a cualquier rincón del suelo, puesto que no hay ranuras ni huecos visibles. Sin duda, lo agradecerás a la hora de aspirar el suelo, porque tardarás mucho menos.

Por último, no podemos olvidar el hecho de que se adapta muy bien a todos los estilos de decoración. Es cierto que lo hemos catalogado dentro del minimalismo, o del modernismo, pero al pasar totalmente desapercibido, podrás decorar como más te convenga. Una oficina, un espacio industrial, una casa más contemporánea, una habitación clásica… ¡Todo va a depender de ti!

Rodapié oculto y cableado

El rodapié oculto no es solo un elemento estético innovador; también es una solución funcional para la gestión de cables y sistemas eléctricos en hogares y oficinas. Esta característica multifuncional se ha convertido en una opción popular para quienes buscan mantener sus espacios ordenados y libres de desorden visual.

  • Discreción y Funcionalidad: Los rodapiés ocultos ofrecen un canal integrado donde se pueden ocultar cables y alambres, manteniendo la elegancia del diseño interior. Esta solución es ideal para esconder cables de televisión, sistemas de sonido, y otros dispositivos electrónicos, eliminando la necesidad de conductos de cables externos que a menudo desentonan con la decoración.
  • Fácil Acceso y Mantenimiento: A diferencia de otros métodos de ocultamiento de cables, los rodapiés ocultos permiten un fácil acceso para el mantenimiento, las actualizaciones o cambios en la configuración de los dispositivos. Su diseño inteligente permite retirar una sección del rodapié para acceder a los cables sin necesidad de herramientas especiales.

Proceso de instalación de un rodapié oculto

¿Quieres instalar un rodapié oculto en tu hogar? Lo primero que debes hacer es contactar con profesionales, cómo no, puesto que serán los que realmente sepan cómo instalarlo de la mejor manera posible. Serán los expertos los que deban evaluar el espacio, y ver si tanto las paredes como el suelo soportarían este tipo de rodapié. Y es que es imprescindible analizar las posibles imperfecciones en las juntas, para ver cómo solventarlas.

🏗️ Contrata nuestros servicios para tu proyecto de arquitectura

Tras esto, se deben seleccionar los materiales, que siempre deben ser duraderos y resistentes. Gracias a eso, se conseguirá que la durabilidad sea mucho mayor. Y, una vez elegidos los materiales, se pasa a marcar la ubicación de este rodapié invisible, así como a las mediciones concretas. Es importante que todo encaje al milímetro, puesto que un solo fallo puede implicar un desajuste que haga que deje de ser invisible. Y, por último, se pasa al montaje como tal.

Sin duda, este rodapié oculto es una decisión muy inteligente si lo que buscas es hacer que el diseño de tu hogar o tu oficina vaya un paso más allá. No solo por su atractivo estético, sino también por lo fácil que es de limpiar y mantener, así como por la sensación de amplitud que dará a la estancia. Contacta siempre con profesionales cuando busques realizar obras de cualquier tipo en tu hogar, para así garantizar que el resultado sea exactamente el que querías desde el primer momento.

Conclusiones: por qué elegir rodapié oculto para tu hogar o proyecto

El rodapié oculto representa una solución estética y funcional innovadora para espacios modernos y minimalistas. Su elección subraya un compromiso con el diseño limpio y la atención al detalle, ofreciendo una transición fluida entre el piso y la pared sin interrupciones visuales.

Este elemento no solo aporta una estética sofisticada sino que también facilita la limpieza y el mantenimiento, al eliminar las acumulaciones de polvo y suciedad típicas de los rodapiés tradicionales. Optar por el rodapié oculto es una decisión que refleja la búsqueda de la perfección en el diseño interior, marcando la diferencia en la realización de proyectos arquitectónicos contemporáneos.

💡 Qué son los cerramientos herméticos