logo

BLOG

Tipos de Suelos de Baño

suelo del baño tras la reforma del mismo

¿Te estás planteando hacer una reforma completa de tu baño? En ese caso, recuerda que el diseño de una estancia va mucho más allá de la decoración, ¡y también involucra el suelo! No solo el color, sino también elegir bien los materiales para que estos sean resistentes a la humedad, a posibles golpes o incluso a sufrir salpicaduras de agua constantes. Y es que hay pocas estancias en un hogar en las que la elección del suelo deba ser tan importante como el baño; ¡quizá la cocina! Hoy vamos a hablar de los distintos tipos de suelo que puedes poner en tu baño, así como de los mejores materiales para que resista a todo. ¡Sigue leyendo!

Suelos de baldosas hidráulicas

Sin duda, habrás visto baños con suelo de baldosas hidráulicas. Estas son muy conocidas por tener ese encanto vintage que tan de moda está últimamente. Estas se suelen fabricar con cemento de colores, permitiéndote así elegir las tonalidades e incluso los patrones que desees. Sin duda, un gran elemento de decoración, sobre todo si buscas que combine con muebles y otros elementos.

Son una gran elección no solo por su variedad, sino por lo resistente de este material. Y es que son fáciles de mantener, muy duraderas y versátiles. Aunque quizá tengas que llevar a cabo un sellado de vez en cuando para conseguir que convivan bien con la humedad con el paso del tiempo.

Suelos cerámicos

La cerámica es una opción popular para suelos de baño debido a su versatilidad y rango de precios accesible. Ofrece una gran variedad de colores, patrones y tamaños, lo que la hace adecuada para diferentes estilos decorativos. Es resistente al agua y fácil de limpiar, aunque puede ser susceptible a las grietas. La instalación de baldosas cerámicas requiere cierta habilidad, pero su durabilidad y estética compensan el esfuerzo. Ideal para quienes buscan un equilibrio entre funcionalidad, estética y costo.

Suelos de gres

Pasamos a otra opción muy versátil: los suelos de gres. Estos no solo están disponibles en una increíble variedad de estilos y acabados, sino que también son resistentes, fáciles de limpiar y muy resistentes a cualquier tipo de mancha. Son perfectos para cualquier entorno húmedo, porque el agua no los dañará en absoluto. Además, es curioso cómo pueden imitar a la perfección materiales naturales que no combinan bien con la humedad, como la madera.

Suelos laminados

Los suelos laminados han ido ganando popularidad en los últimos años, especialmente gracias a que tienen costes muy bajos. Están fabricados con varias capas de material prensado, y suelen imitar materiales como la piedra o la madera, pero a precios más bajos. No son especialmente resistentes al agua, pero ahora puedes encontrar algunas variedades algo más costosas que sí que son impermeables. Mas es cierto que es crucial su instalación para que las juntas queden totalmente selladas.

Suelos de madera

Como hemos señalado antes, los suelos de madera no suelen ser la mejor alternativa para los baños, puesto que esta tiende a ser muy sensible a la humedad. Pero es innegable que convierten cualquier estancia en un espacio acogedor, lujoso y muy bonito. Si quieres sí o sí introducir madera, busca variedades que sean más resistentes al agua, como puede ser la teka. Además, puedes pedir a un especialista que aplique un sellador para garantizar la impermeabilidad. Eso sí: el mantenimiento debe ser riguroso, y puede ser mucho más costoso que el de los casos anteriores. De ahí que haya muchas personas que opten por suelos laminados.

Suelos de microcemento

Para los amantes del modernismo y el minimalismo, no hay nada como apostar por suelos de microcemento. Y ya no solo por su diseño y su apariencia, sino también porque es un material altamente impermeable. Se aplica en capas finas y delgadas, con lo cual se consigue una superficie continua, sin juntas que pudieran provocar acumulación de agua.

No solo estas son sus principales ventajas, sino que también cabe señalar que es fácil de limpiar ¡y muy resistente!

Suelos de piedra y granito

La piedra natural, el granito, el mármol, el travertino… Son elecciones atemporales y muy lujosas para cualquier baño, capaces de darle a tu hogar un toque totalmente distintivo. Y, además, ¡son muy resistentes a la humedad! Mas es cierto que son materiales algo más sensibles a las manchas, con lo cual requieren un mantenimiento continuo para conseguir que estén siempre limpios y en las mejores condiciones.

Suelos de porcelana

Y, por último, no podemos menos que mencionar los suelos de porcelana. Porque, aunque los hemos dejado para el final, son una de las opciones más populares y conocidas para los suelos de cualquier baño. Son duraderos, versátiles, resistentes y están disponibles en una amplia gama de colores y estilos. Es más, encontrarás incluso suelos de porcelana que sean capaz de imitar la madera, pero con una superficie totalmente impermeable y resistente a cualquier tipo de manchas. Por si esto no fuera suficiente, también debes saber que resisten muy bien tanto al desgaste como al paso del tiempo. Eso los convierte en una gran alternativa para esos baños en los que siempre hay mucha afluencia de gente, ¡o en los que hay niños!

Cuando elijas tu suelo, lo importante es que no tengas en cuenta solo su estética, sino también la resistencia del material. Seguro que, con esta breve guía, te resultará mucho más sencillo hallar el más indicado.

Suelos de vinilo

Es una alternativa económica, disponible en una amplia gama de diseños que pueden imitar la apariencia de la madera o la piedra. Además, es suave bajo los pies y ofrece propiedades antideslizantes, lo que aumenta la seguridad. Este material es perfecto para quienes buscan una solución práctica y de bajo costo.

▶️ Descubre aquí todos los tipos de pladur