logo

BLOG

Coliving: Qué es y Cómo Funciona

terraza promoción de chalets adosados en pozuelo

Si hay una tendencia que está revolucionando lo que entendemos como hogar, o nuestra forma de entender la vivienda, esa es el coliving. Es mucho más que una forma de dividir los gastos de una casa para ahorrar algo de dinero a final de mes, puesto que es una experiencia diferente, un modelo distinto a la hora de compartir espacios. Hoy te vamos a explicar qué es el coliving, cómo funciona, de dónde proviene y cuánto puede costar vivir en uno. Y, cómo no, de la evolución de este dentro de nuestro país. Así que sigue leyendo, porque no te lo vas a querer perder.

Qué es una casa coliving

Al hablar del coliving, podríamos llegar al error de creer que este nos habla de compartir vivienda, sin más. Pero no: en este caso, se centra en el crear una comunidad entre las personas que viven dentro de esa casa. Es una alternativa mucho más innovadora, y que no se centra en compartir un espacio físico sin más, sino en crear raíces. En sentir esa vivienda como un hogar.

Podríamos hablar casi de una filosofía de vida, pese a que nos pueda recordar en ciertas ocasiones a las reconocidas residencias de estudiantes. Para que te hagas una idea, en una cohousing suele haber tanto estancias íntimas, privadas, para cada persona, como otras en las que se busca compartir experiencias en conjunto. Por supuesto, para que este sistema de vida funcione, es necesario que las personas que vivan en la casa coliving tengan cierta afinidad entre sí. Aunque el coliving va más allá de eso, puesto que puede hablar de edificios completos donde todos los vecinos tengan su propia casa, pero busquen crear una comunidad.

Para que te hagas una idea, se busca promover la socialización a nivel personal e íntimo, más o menos lo mismo que hace el coworking con el trabajo. Sin duda, el coliving es una innovación con respecto a lo que conocíamos hasta ahora.

Antes de continuar hablando del coliving, debes saber que este siempre conlleva una regulación específica. No solo debe encajar dentro de la Ley de arrendamientos urbanos, sino que también es importante que se regule a otros niveles. Lo que es innegable es que está ganando cada vez más popularidad.

Nacimiento del coliving

Pese a que esté ganando popularidad en estos últimos años, el coliving no es algo nuevo. Es más, se remonta a hace algunos siglos, cuando se crearon lo que se llamaron “comunidades utópicas”. En estas, las personas hacían mucho más que compartir espacios: compartían recursos, trataban de vivir en armonía y de trabajar casi como el concepto de familia que tenemos ahora mismo.

¿Por qué está resurgiendo este coliving? Pese a que vivimos en una sociedad hiper conectada a través de las redes sociales, los vínculos reales cada vez son más efímeros. Es más, hay quien habla de un aislamiento digital. Y no podemos olvidar que los seres humanos somos sociales, siendo quizá eso lo que nos empuje a querer compartir con aquellos que nos rodean. Eso sí, siempre y cuando sintamos cierta afinidad con ellos, una de las claves de que este coliving funcione.

Qué espacios tiene un coliving

Cuando hablamos de coliving, no hablamos solo de cohousing, sino que puede ir más allá. En el caso de edificios, por ejemplo, cada persona o entidad familiar tendrá su propio espacio privado, su casa. Pero, además, contarán con áreas comunes en las que podrán convivir. Estos espacios pueden ser cocinas, salas de estar, una zona de coworking, gimnasios, zonas de lavandería, jardines, piscinas… Casi como si de una urbanización tradicional se tratara, pero en un modo algo más extenso.

Además, la diferencia fundamental es que, en un coliving, lo habitual es que se participen tanto en eventos como en actividades comunitarias. Esto es lo que hará que se cree ese sentimiento de comunidad, esa socialización.

En el caso de cohousing, es similar, pero con menos espacio físico. Cada persona tendrá su habitación, por ejemplo, pero compartirán zonas comunes. Y hemos de recalcar que lo importante es esa filosofía de vida de compartir.

Cuánto puede costar vivir en un coliving

Pese a que te pueda parecer que un coliving va a ser siempre más caro que una residencia estándar, lo cierto es que no tiene por qué ser así. Es más, en muchas ocasiones es justo al contrario. El precio real va a depender de la zona, del tamaño y de los lujos que se puedan llegar a necesitar, e incluso de la ciudad concreta. Lo mejor es pedir presupuestos, para así contar con diferentes opciones. Eso sí, las ciudades en las que más fácil te va a resultar encontrar un coliving suelen ser las que tienen alquileres más altos, como Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla o San Sebastian.

Ventajas

¿Tienes dudas sobre si realmente merece la pena este concepto del coliving? Lo cierto es que son muchas las ventajas que trae consigo, siempre y cuando tengas claro lo que vas a encontrar:

  • En primer lugar, crearás ese sentimiento de comunidad que en ocasiones tanto echamos de menos. En cuanto comiences a conocer a tus compañeros, estos pasarán a formar parte de tu vida y los sentirás como amigos, e incluso familia.
  • Por regla general, suelen tener ubicaciones bastante buenas. ¡Y eso siempre es un punto positivo!
  • Además, en ocasiones se distribuyen tanto responsabilidades como gastos, algo que notarás de forma positiva en tu día a día.
  • Cuando hablamos de cohousing, es innegable que el precio es un factor a favor, puesto que es mucho más asequible que alquilar una vivienda completa.

Desventajas

¿Qué desventajas puede tener una casa de este tipo, o un edificio así? Pues la más grande de ellas es que, si no eres una persona sociable, esto puede implicar un desafío por completo. Porque tendrás que aprender a ceder, trabajar en ampliar tus límites y, por supuesto, convivir con otras personas. Aunque nosotros te recomendaríamos que le dieras una oportunidad, puesto que te sorprenderá lo mucho que eres capaz de adaptarte.

Además, los espacios privados en caso del cohousing suelen ser algo reducidos.

Crecimiento del coliving en España

En España, el coliving ha experimentado un crecimiento exponencial en estos últimos años. No solo por el encarecimiento de la vivienda y la necesidad del cohousing, sino también porque cada vez más buscamos generar vínculos y crear comunidad. Especialmente en el caso de las personas que trabajan desde casa, al haber perdido esos vínculos que se generaban en las oficinas, es mucho más fácil hacerlo de esta manera. Poco a poco, cada vez más, van apareciendo viviendas de este estilo y permitiéndonos crear experiencias diferentes a la hora de vivir.

Comparativa con otras formas de vivienda

El coliving, a diferencia del alquiler tradicional, no solo ofrece un espacio para vivir, sino también una experiencia comunitaria enriquecedora. Proporciona una solución atractiva para aquellos que buscan flexibilidad y menos cargas financieras asociadas con la propiedad de vivienda. Esta modalidad resulta ideal para jóvenes profesionales, nómadas digitales, y estudiantes, quienes valoran la oportunidad de conectar con una comunidad diversa y acceder a servicios integrados.

Tecnología y coliving

Es innegable que la tecnología ha desempeñado un papel crucial en cuanto al crecimiento del coliving. No solo porque las redes sociales y las plataformas en línea nos permiten buscar espacios así, sino porque la domótica también hace que la calidad de vida mejore en este sentido. Y, por supuesto, el crear espacios sostenibles y en los que se genera esa sensación de comunidad hace que las personas se sientan mucho más cómodas y felices en sus hogares. Sin duda, el coliving no ha hecho más que empezar, ¡pero aún le queda mucho por dar!

Tendencias futuras

En el futuro, el coliving se inclinará hacia la integración de tecnologías inteligentes para personalizar la experiencia del usuario y mejorar la eficiencia energética. La sostenibilidad será un pilar clave, con enfoque en materiales ecológicos y sistemas de ahorro de energía. Además, se espera una evolución hacia espacios más personalizables que se adapten a las necesidades específicas y cambiantes de los residentes, ofreciendo una mezcla de privacidad y comunidad.

▶️ ¿Qué es la arquitectura biofílica?